… Café con Sexo…

… Sorbo de café; suspiro grande, echo la cabeza atrás en signo de reflexión, haciendo acopio de toda la inspiración acumulada, queriendo salir a gritos y… uno, dos tres, cuatro… comienza el desfile de letras: Démosle la bienvenida con un buen sorbo de café al sexo que hoy nos acompaña… ¡Bienvenidos a todos los corazones inquietos, los invito a degustar “De Café con Sexo”!

El perdón

El perdón no es una actitud ante una situación determinada, es un estilo de vida.

Sin embargo, es una palabra que tiene un fuerte significado, ya que no sólo es cuestión de perdonar a una persona, hay que perdonarse a sí mismo.

Perdonar nuestras acciones, perdonar que seamos tan exigentes con nosotros mismos. Es algo que se trabaja día a día y que requiere de un compromiso. Al igual que el olvido, el perdón es una capacidad implícita en nuestra naturaleza humana que contribuye al crecimiento espiritual.

El rencor y la amargura son las consecuencias de no otorgar perdón. Nos hace falta darnos cuenta que somos seres humanos capaces de fallar, con consciencia de muchas cosas, pero no consciencia del todo. Somos el resultado de las experiencias buenas y malas que nos suceden en la vida.

Todos vivimos con pesar y con rencores, en algún momento aunque no lo admitamos.

El perdón se define así según Wikipedia:

“El perdón es la acción por la que una persona, el perdonante, que estima haber sufrido una ofensa, decide, bien a petición del ofensor o espontáneamente, no sentir resentimiento hacia el ofensor o hacer cesar su ira o indignación contra el mismo, renunciando eventualmente a vengarse, o reclamar un justo castigo o restitución, optando por no tener en cuenta la ofensa en el futuro, de modo que las relaciones entre ofensor perdonado y ofendido perdonante no queden afectadas o queden menos afectadas”.*

¿Pero qué es lo que provoca que alguien pueda sentir rencor o ira? La inconsciencia.

Está claro que son muy variadas las circunstancias dolorosas por las que atraviesa una persona a lo largo de la vida. El secreto está en evaluar y valorar la actitud que se tomará con relación a este hecho.

Nos creemos poseedores de la verdad y del conocimiento de cómo se deben hacer las cosas y lo intentamos imponer consciente o inconscientemente y  al transgredir la libertad de pensamiento y acción del otro, se produce una ofensa.

El perdón es la capacidad de comprender la actitud falible de otras personas con respecto a nosotros.

Cuando se analiza un poco sobre el otro, cuando existe la compasión en tu interior, es más fácil llegar al perdón, ya que cualquier juicio egoísta que se haga sobre otra persona actúa directamente en nosotros causándonos un daño personal.

Una real actitud de perdón es la acción de soltar lo negativo que no nos permite avanzar, que nos detiene a mejorar como seres humanos, que nos limita a entregar el amor que somos capaces de expresar libremente.

No hablo de situaciones específicas, ya que cada uno de nosotros las conoce perfectamente. El dicho popular que dice: “Perdonas, pero no olvidas” es para mí una afirmación de la negación del perdón, ya que al comprender que nadie es perfecto, y que todos podemos cometer errores, facilita el perdón.

Entonces, para poder otorgar el perdón, es preciso comprender al otro, sentir compasión y ponernos por un segundo en su lugar, porque al no olvidar una ofensa, nos convertimos automáticamente en las personas que no queremos ser. albergamos rencor y resentimiento en el corazón y nos hundimos en las acciones negativas por las que sufrimos.

Es mucho más fácil por el bien propio y el crecimiento espiritual, perdonar, olvidar, compadecer y comprender a los demás, que muchas veces no son más que el reflejo de nosotros mismos.

 Colibrí Flores

Acerca de colibriflores

Divergente, reflexiva, introvertida, extrovertida, sensible e inusual. Nací en el Estado de México, pero el viento y el amor me han llevado a un país del viejo continente, España. Desde aquí nacen nuevas ideas, reflexiones y motivaciones inspirada por las nuevas experiencias que se tienen cuando se mantiene un flujo constante. Con el espíritu lleno de esperanza y el encuadre de la vida a través de mis ojos, voy labrando mi camino. Soy una chica sencilla, que siempre está en la búsqueda de lo intangible, de sí misma, de comprender la existencia, con ganas de conocer y descubrir más del mundo y vivir con todos los sentidos. Al comprender un poco sobre la función y forma de la existencia, me surge la necesidad de compartir, aportar al mundo y a cada persona que cruza en el camino, lo mejor de mí misma para hacer de este viaje por el mundo más placentero y enriquecedor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 13, 2015 por en El buen vivir y etiquetada con , , , , , .
enero 2015
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 71 seguidores más

on twitter

A %d blogueros les gusta esto: