… Café con Sexo…

… Sorbo de café; suspiro grande, echo la cabeza atrás en signo de reflexión, haciendo acopio de toda la inspiración acumulada, queriendo salir a gritos y… uno, dos tres, cuatro… comienza el desfile de letras: Démosle la bienvenida con un buen sorbo de café al sexo que hoy nos acompaña… ¡Bienvenidos a todos los corazones inquietos, los invito a degustar “De Café con Sexo”!

…¡¿¡¿Chica con novio?!?!…


Hoy busco una vía alterna de comunicarme, y elijo a mi fiel pluma… suspiro… hoy me inspira la ansiedad de un corazón que se encuentra en la línea de la desesperanza y la esperanza, pero ¿dónde esta la línea divisoria entre cada una?…

Hoy tengo un caso práctico querido lector, del que no quiero dejar pasar por alto plasmar mi opinión, y esto sustentada en que el caso de hoy; le sucedió a otro amigo justo la semana pasada…


Ella: Si te quiero, me fascinaría estar contigo, porque somos afines, la pasamos muy bien juntos… suspiro… sólo que no puedo dejarlo… no puedo hacerle esto… (paso por alto que el “galán” en cuestión sea un patanazo, que irónicamente, suele ser así.)

Él: En la fase I. No te preocupes, sabré esperar.

fase II. ¡¡¡Ya llevamos 3 meses así…!!! ¿algún día lo vas a dejar?

Ella: Es que no puedo, es que mi familia, su familia, los años, etcétera, etcétera, etcétera…

Él: En al fase III. Fase desiciva… ¿El o yo?

Ella: (En la mayoría de los casos) Si te quiero, pero me quedo con el que ya tengo, seguido de una serie de palabrería “moral” (debe ser un caso de “moral distraída” que apareció tiempo después de sostener una relación fuera del noviazgo… hace 6 meses ¿dónde estaba la moral? y… ¿hace 3? y… ¿ayer?). Eso es un  no estoy dispuesta al cambio, sólo quiero tener un “respaldo” para ese úsese en caso de emergencia.

** (Este caso en realidad, no es uno distintivo del género femenino; el diálogo escrito arriba, no exenta a los hombres (¿cuántas mujeres no podrán decir que ese fue su caso?, [basta recordar un par de charlas, de esas de café que se dan entre amigas]; en fin sólo hay que intercambiar “Él” por “Ella”y ¡Listo! en un santiamén tenemos los papeles invertidos; sin embargo, mi caso práctico lo requiere en el orden usado líneas arriba.)

¿Qué les sucede a aquellas personas que tienen la fascinación de mantener la esperanza y la ilusión de una persona, en tanto sostienen una relación formal con un alguien más, quien además es inclusive “socialmente aceptado” por sus relativos, amigos, conocidos, mascotas y demás?

¿Que nos da derecho a tremendo egoísmo? en el caso de quienes a sabiendas de su soledad interna y su inseguridad de dudosa procedencia; se basan de artimañas, manipulaciones, falsas promesas, etcétera, etcétera, etcétera…

¿Qué nos hace resistir en la línea de combate, esperando a que nuestra “amada” este lista para dejar sus compromisos y pueda entonces sí, dar todo cuanto “soñó” o “deseó”?

…suspiro… lamentablemente sólo hace falta la perfecta combinación de dos personas carentes de autoestima en distintos ámbitos, en tanto uno teme no llenar las expectativas de la relación en la que está,que busca desesperadamente la reafirmación y confirmación en alguien más; como el otro, viviendo con una necesidad imperante de dar amor, sin detenerse a realmente cuestionar los valores de quien cree estar “perdidamente enamorado”

Es necesario quitarse el velo del rostro y análizar objetivamente la situación:

– ¿Qué clase de relación puede ofrecernos alguien que no se concentra en cuidar la suya y muy por el contrario ya hasta está preparando el terreno ” en caso de” colisión de la misma?

– ¿Qué calidad de amor, podemos ofrecer, si no estamos dispuestos a darnos nuestro lugar y esperar a la persona que “libre” decida “estar”  porque le nace, y no por su “disponibilidad” o porque su agenda este mes si se lo permite?

No vivamos en el engaño, no mantengamos la velita encendida con tal de “asegurarnos” o “garantizarnos” un futuro emocional, bajo el estandarte de “en caso de que falle el que tengo, uso el repuesto”, (cómo si en el mercado de auto – partes, encontraras uno toda vez que te fallase) pasando por alto las emociones, deseos e ilusiones de la tercera persona involucrada.

Tan absurdo es, tan pero tan cínico… el enamoramiento y sus procesos, como lo puede ser el  desencu… proceso de desencantarse…… de nada sirve aferrarnos a aquello que sólo en un mundo paralelo de fantasía sucedió y que en esta realidad quizá nunca existió!!!

Wendy Zavala.

Acerca de StephyZa

Escribir me obliga a confrontarme, es en donde el campo de batalla es una hoja y por espada llevo una pluma... Leer me trasporta a mundos diversos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 10, 2011 por en D' Cafe y etiquetada con , , , .
marzo 2011
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 71 seguidores más

on twitter

A %d blogueros les gusta esto: