… Café con Sexo…

… Sorbo de café; suspiro grande, echo la cabeza atrás en signo de reflexión, haciendo acopio de toda la inspiración acumulada, queriendo salir a gritos y… uno, dos tres, cuatro… comienza el desfile de letras: Démosle la bienvenida con un buen sorbo de café al sexo que hoy nos acompaña… ¡Bienvenidos a todos los corazones inquietos, los invito a degustar “De Café con Sexo”!

Resistencia al amor.

Divagando en una lluvia de ideas a las que de plano no puedo darles un inicio adecuado, me sorprendí en una espiral bizarra atiborrada de sentimientos acumulados, con tanto que decir y sin las exactas palabras para empezar, sin más; mirando la pantalla del ordenador me decido a compartirles mi pequeño dilema neuronal, permitiéndome comenzar esta telaraña enmarañada que hoy me lleva a hablarles acerca de lo complicado que se puede volver iniciar una relación cuando nuestro historial emocional está saturado de malas experiencias que nos dejaron a la defensiva al punto en el que la persona adecuada podría estar parada justo en frente de nosotros siendo absolutamente ignorada o rechazada, sin importar que este ofreciéndonos todo de sí, pues a estas alturas; después de la suma de fracasos acumulados… ¿Con cuántas ganas nos quedamos de darle rienda suelta a nuestras emociones y envolvernos en una situación que involucre la suma de uno más uno?

La respuesta radica en una sola variante; ¿cómo es que cada persona asume y responde al verse vulnerado, herido y con el corazón en la mano hecho pedacillos? Hay quienes deciden aplicar el típico “un clavo saca a otro clavo” y de manera casi inmediata saltan a otra relación, sin siquiera darse la oportunidad de sanar, haciendo que la víctima en cuestión pague las facturas pendientes de aquello que no fuimos capaces de resolver por sí mismos, consecuencia de no saber estar solos.

Otros tantos determinan que la soledad es su mejor compañera, evitando poner a cualquier persona en un primer plano pues de esta manera “salvaguardan sus sentimientos” llegando a la ridícula conclusión de que el no sentir los mantendrá a salvo, sin siquiera darse cuenta de que se han vuelto los principales enemigos de su propia existencia, pues al final del día es tal su cobardía que dejan de permitirse el experimentar la gama de matices tan coloridos que les ofrece el amor, dejándose gobernar por los fantasmas del pasado, dejando de vivir el presente, atrapados en un daño permanente y por demás auto-flagelante.


Finalmente quedan los “unos cuantos” que se dan a la tarea de sanar, de extraer lo bueno, de lo malo aprenden, dándose un tiempo para reflexionar y cual aves fénix renacen de entre sus cenizas listos para dar lo mejor pidiendo en la exacta medida en la que ofrecen. Poseedores de una sabia enseñanza: “El arte de amar implica riesgos en la búsqueda del adecuado, conlleva a fracasos y a victorias, a dolor y a alivio, a bancarse el temor volviéndolo un aliado, un motor, pues cada herida provocada tan sólo los hizo más fuertes”

Querido Lector: Aún cuando el pánico toque a nuestras puertas tras haber sufrido una estocada mortal directa al corazón, la solución no radica en falsos refugios, nada bueno deja el cobijarse en los brazos de una persona que terminará pagando los platos rotos, ni en el hecho de encerrarse en una burbuja “anti-emociones” que nos conduzca a una soledad mal enfocada cimentada en pretextos absurdos, acojonados, necios, convencidos de que la mejor forma de evitar el sufrimiento es matando la capacidad de volver a sentir. Lo idóneo es soltar el pasado, y recordar que el miedo no ofrece resistencia al amor.

Stephanie Zavala

Acerca de StephyZa

Escribir me obliga a confrontarme, es en donde el campo de batalla es una hoja y por espada llevo una pluma... Leer me trasporta a mundos diversos

3 comentarios el “Resistencia al amor.

  1. Esa es la clave. Se debe perdonar, pero no olvidar. Se debe aprender, pero sin obsesionarse. Y se debe arriesgar, y no dejar que nuestros miedos e inseguridades sean los que nos controlen. Tomar al toro por los cuernos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 20, 2010 por en D' Cafe y etiquetada con , , , .
mayo 2010
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 71 seguidores más

on twitter

A %d blogueros les gusta esto: