… Café con Sexo…

… Sorbo de café; suspiro grande, echo la cabeza atrás en signo de reflexión, haciendo acopio de toda la inspiración acumulada, queriendo salir a gritos y… uno, dos tres, cuatro… comienza el desfile de letras: Démosle la bienvenida con un buen sorbo de café al sexo que hoy nos acompaña… ¡Bienvenidos a todos los corazones inquietos, los invito a degustar “De Café con Sexo”!

Tipos de Celos

Parte II

Hablando de demonios y fantasmas en las relaciones, se ha dicho que los celos son el resultado que  puede derivar o nacer del temor que nos invade al sentir que estamos propensos a la perdida de la pareja, misma que provoca una turbación del ánimo,  que puede llegar a obsesionarnos.

El Dr. Sigmund Freud, cita que los celos son universales no porque sean innatos sino porque son inevitables. Freud los atribuye a las dolorosas experiencias que llegamos a tener en nuestra niñez, y que ya una vez adultos estos traumas infantiles se vuelven a experimentar cada vez que se despiertan nuestros celos.

De acuerdo a una publicación que lleva por título “sobre algunos mecanismos neuróticos en los celos, la paranoia y la homosexualidad” (1922 Sigmund Freud) el autor divide los celos en tres tipos:

-Celos Concurrentes o normales: están basados en los temores más o menos comunes en donde aparece el miedo a perder a la persona objeto de nuestro amor. Dando lugar a una mezcla de tristeza y dolor por la pérdida del objeto erótico; y esto a su vez contra un tercero al que se piensa enemigo, de alguna manera, asumidos en una intensa autocrítica, lo hacemos responsable. Aún cuando se consideren “normales” no quiere decir que sean del todo racionales

-Celos Proyectados: Este tipo de celos son los más frecuentes. Surgen cuando la persona tiene el deseo de ser infiel, y lo reprime, y al no tolerar esta tendencia proyecta sus impulsos (reprimidos y relegados a lo inconsiente) en la pareja como si está fuera quien es o quiere ser infiel.

-Celos Delirantes: Los hombres son más propensos a sentirlos, ya se ubican en el marco de la paranoia, tienen origen por un sentimiento de ser infiel a su pareja pero con una persona de su mismo sexo. Es un mecanismo que la persona utiliza de forma inconsciente para negar su deseo homosexual. Grave patología mental, que puede conducir a la violencia. Esta clase de celos se manifiestan acompañados de los otros dos tipos de celos.

Los celos no reflejan amor, no confundamos, amor con posesión, a su vez denotan inseguridad fatal, falta de amor propio de ambas partes,  la falta de autoestima se ve reflejada en ambos, el que quiere controlar  y manipular cada movimiento y en el que se deja, los celos son cosa de dos, el desgaste es mutuo, las cuotas que se pagan suelen ser muy altas si dejamos que este demonio se alimente. El victimario siempre querrá controlar hasta el más ínfimo detalle, cada vez será más su hambre de dominar todo el contexto de su víctima hasta que él sea su único mundo. Es por demás frustrante lidiar con la inseguridad de una pareja celosa disfrazada de ese “porque te amo, me pongo así”

Hacer el uso atinado de la comunicación en pareja y hablar de lo que pudiera llegar a carcomernos, la confianza, el contacto amoroso, el respeto; son excelentes herramientas  para evitar  ver “moros con tranchetes”, y superar los celos cuando aún son controlables, de no hacerlo, podríamos estar dejando en libertad a un “celópata”…

Wen.

Acerca de StephyZa

Escribir me obliga a confrontarme, es en donde el campo de batalla es una hoja y por espada llevo una pluma... Leer me trasporta a mundos diversos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 27, 2009 por en ¿Amor o falta de amor?, D' Cafe y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 71 seguidores más

on twitter

A %d blogueros les gusta esto: