… Café con Sexo…

… Sorbo de café; suspiro grande, echo la cabeza atrás en signo de reflexión, haciendo acopio de toda la inspiración acumulada, queriendo salir a gritos y… uno, dos tres, cuatro… comienza el desfile de letras: Démosle la bienvenida con un buen sorbo de café al sexo que hoy nos acompaña… ¡Bienvenidos a todos los corazones inquietos, los invito a degustar “De Café con Sexo”!

Uno corto de placer…

La bella Gabrielle despertó como cualquier mañana, con el letargo matutino se preparó un café para despertar a la realidad, tomó la taza entre sus manos, hundió la nariz en la taza, aspiró profundo, comenzó a beberlo…

Feminidad II Georgio Mariani

Decidida a darse un baño, tomó la toalla, abrió la regadera, comenzó a desnudarse, enseguida su mirada se perdió en el espejo, observó su silueta, se miró los senos, los pezones duros por el frío, bajó la vista a su cintura, pasó su mano por el ombligo dejándola llegar hasta su sexo, cerró los ojos, suspiro profundo y entró al chorro de agua.

Ya excitada, se convenció a si misma de sentir placer, subió la pierna derecha, recargó la rodilla en la pared de azulejo, bajó su mano derecha directo a su sexo y comenzó a darse un masaje circular, mientras la izquierda acariciaba sus senos, echo la cabeza atrás, cerró los ojos, dejando que el chorro de agua fluyera por su rostro, pecho, piernas, perdióse en una fantasía donde su amante estaba abrazándola por la espalda, casi podía sentir el latido de su corazón, su mano dándole un placer inigualable, logrando que su cuerpo de apoco se fuera poniendo tenso por el incremento del éxtasis.

Los movimientos comenzaron a ser más rápidos con un poco más de fuerza, sus muslos comenzaron a tensarse, arqueó un poco más la espalda, emitió un suave gemido… Una explosión recorrió su cuerpo, bajó la pierna, apretó su mano con fuerza, llevándose la mano izquierda al rostro, al cuello, incorporándose de apoco abrió los ojos, relajó la piernas que ya estaban invadidas por el temblor que ahora sustituía la rigidez, quitó la mano lentamente, una sonrisa se dibujó en su rostro, tomó el shampoo e inició su baño.

Christine.

Acerca de StephyZa

Escribir me obliga a confrontarme, es en donde el campo de batalla es una hoja y por espada llevo una pluma... Leer me trasporta a mundos diversos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 22, 2009 por en D' Sexo y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 71 seguidores más

on twitter

A %d blogueros les gusta esto: